El cuarto de pensar os abre sus puertas


Damas y caballeros, la nueva y última sección de mi pequeño refugio queda inaugurada y la entrada de hoy es tan solo una pequeña presentación.
 Como ya os habréis dado cuenta, este blog está dedicado a la literatura. ¿Por qué? Porque es lo que más me gusta. Pero no lo único.
 Entonces... ¿qué puedo hacer con todo aquello que me muero por contar y no encaja en el ámbito literario? Porque, de vez en cuando, resulta que me acomodo en la cama, me hago un té (o un colacao si estoy golosa) y me da por pensar. En cine, en gatos, en feminismo, en aquella canción que sonaba en el autobús de vuelta a casa, en el chisme que me contó la señora del pueblo, en cierta situación de hace diez años. En cualquier cosa.
 El cuarto de pensar ha nacido para no tirar a la basura aquellas ideas capaces de pasar mis estrictos filtros y hacerse merecedoras de ser leídas por quienes dedicáis un poquito de vuestro tiempo a asomar la naricilla por aquí. Espero estar a la altura.

Bienvenidos, lamento el desorden. Sentíos como en casa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El eterno silencio

Seré frágil; Beatriz Esteban

Enfermedades mentales, esas grandes desconocidas